LOS PRIMEROS CRISTIANOS



external image Pedro11.jpg

LA PERSECUCIÓN A LOS CRISTIANOS


El Nuevo Testamento dice que los primeros cristianos (incluido Jesús) sufrieron persecución a manos de los jefes judíos de esa época. También relata el principio de persecuciones por los romanos. El término «los judíos» es usado con frecuencia en una forma indiscriminada que ha sido causa de controversia.

Según el Nuevo Testamento, la persecución de los primeros cristianos continuó después de la muerte de Jesús. Pedro y Juan fueron encarcelados por los jefes judíos, incluido el sumo sacerdote Ananías, quien no obstante los liberó más tarde . En otro momento, todos los apóstoles fueron encarcelados por el sumo sacerdote y otros saduceos, pero fueron liberados por un ángel. Los apóstoles, tras haber escapado, fueron llevados nuevamente ante el Sanedrín, pero esta vez Gamaliel convenció al Sanedrín de liberarlos.

La razón más probable de la persecución fue, por parte de los judíos, la evidente herejía que representaba la doctrina cristiana desde un punto de vista tradicionalmente judío, ya que entre otras cosas, la idea de un Dios-Hombre chocaba de frente con su fuertemente arraigado monoteísmo. Es deducible además que a oídos romanos, la predicación de los cristianos sobre el inminente regreso del Rey de los Judíos y el establecimiento de su reino, era sediciosa. Los romanos dieron a los judíos en ese tiempo un autogobierno limitado; las principales obligaciones de los líderes judíos eran recolectar impuestos para Roma y mantener el orden civil. Así, los líderes judíos tendrían que suprimir cualquier conversación sediciosa, y el que tuvieran como eso el pensamiento cristiano, fue un potente motor para plantar en Roma la semilla del odio al incipiente cristianismo.