De religión perseguida a religión oficial


external image thump_308126cruz20cristiana.gif

Antes del Edicto de Milán el cristianismo era algo ilegal y era considerado ateo y antisocial ya que se comportaba como una secta en contra del imperio. Según Tertuliano, los cristianos tenían la culpa de los desastres y desgracias que le ocurría a la sociedad. Muchos cristianos murieron por medio de martirios y algunas veces en la arena, al no querer renunciar a su fé.

Aparte de los motivos religiosos, también eran considerados rebeldes porque los líderes se deificaban y erigían estatuas que obligaban a adorar, y su fé les impedía adorarlas y tomar a sus emperadores como hijos de Dios.

Una vez legalizado y oficializado el cristianismo en el 380 d.C. los cristianos expandieron la religión por el mundo pagano.
Desde ese momento ha influido en muchas culturas de todo el mundo y posee unos 2100
millones de seguidores.

Persecución en la Guerra Civil Española

El fenómeno de la persecución de los miembros de la Iglesia Católica que se sitúa en el contexto histórico de la Guerra Civil Española abarca a miles de personas, religiosos y laicos, que forman parte del conjunto más amplio de víctimas de la Guerra Civil, e incluye también la destrucción de patrimonio artístico religioso y documental. Entre estas personas están numerosos religiosos.